Guadalajara DOSMIL
Guadalajara-dosmil.com
indice de la edición
contrata tu publicidad

     NOTICIAS
     OPINIÓN
     LACOLMENA
 
  Reportaje
  Entrevista
  Testimonio
  Vivencias
  Cultura
  Escapada
  Agenda
   
  
Inicio > La Colmena >Vivencias
VIERNES, 4-3-2005
REPORTAJES
ANTERIORES
 

 

 

  Vivencias

Unicef, una mano sensibilizadora en Guadalajara


Para las instituciones de todo el mundo, tener entre 0 y 18 años, es ser un niño. No todos son iguales, ni siquiera tienen las mismas posibilidades de sobrevivir. No todos sufren guerras, como en Irak; ni tragedias en sus escuelas, como los de Beslan, en Osetia del Norte. Tampoco todos viven desastres como el fatídico tsunami del sureste asiático que destrozó familias enteras. Ni todos gozan de las mismas posibilidades de desarrollo, sanitarias, educativas... Acostumbrados a imaginarnos a la infancia como protagonistas de malas noticias, Rafael Alba, coordinador y responsable de medios de comunicación de Unicef Castilla La Mancha, acompañado de Mercedes Sánchez, presidenta del Comité Local, desvelan ciertas claves para dar la vuelta a la tortilla. Desde el sillón de una alcaldía o el corazón de cada uno.

ELENA CLEMENTE

Desde Nueva York, en Naciones Unidas, se vierte, en datos, el infortunio de la infancia en todo el mundo. Unicef, en España, recoge las noticias como material sobre el que trabajar a través de campañas de sensibilización. Las imágenes para televisiones llegan a través de la web www.unicef.org .  

La sede regional, en Toledo, se hace eco de ellas y Mercedes Sánchez, la presidenta de Unicef Guadalajara, trabaja con ellas desde aquí. Un viaje de informaciones que, sin sensibilización, no se podrían hacer realidad en proyectos e iniciativas concretas que ayudan a paliar estas situaciones extremas.  

Mientras la mitad de la infancia “subdesarrollada” sufre carencias; la otra mitad, vive cómoda en su no demasiada complicada existencia. Mientras una genera problemas, la otra es sensibilizada para intentar conseguir un equilibrio que nivele la balanza. Guadalajara es uno de esos puntos geográficos donde, ante la ausencia de conflictos serios (aquí todos los niños saben lo que es jugar, ir al colegio, beber agua, ducharse, no han sufrido guerras... ), la sensibilización se alza como la actividad más importante y consecuente para trabajar por los derechos de los más pequeños.  

 

Con 5.000 euros  

Unicef Guadalajara lleva en ello desde hace “30 y tantos años, cuando la fundó Mª Teresa Florit”, cuenta Mercedes Sánchez, presidenta de la ONG desde 1995. Son sólo “cinco voluntarios fijos”, aunque con ellos colaboran cerca de 800 socios (empezaron siendo sólo 30) y “doce o trece voluntarios más”, además de dos asociaciones juveniles de Guadalajara, “El imperdible” y “Rascachapa”.  

Sin apenas subvenciones, sólo la cuota fija que cada año el Ayuntamiento incluye en su presupuesto –“unos 5.000 euros”–, su trabajo es más vocacional que otra cosa. La línea a seguir se basa en el trabajo “por programas”. Cada comité los asume según los voluntarios de que disponga. “En Guadalajara”, añade, “llevamos el programa de educación para el desarrollo Enrédate, que se une al de actos especiales (sensibilización en colegios e institutos con actividades didácticas para alumnos y cursos para profesores; recaudación para las emergencias y programas de desarrollo que se llevan a cabo en otros países y campaña de tarjetas en Navidad) y al programa de socios, “uno de los más importantes”.  

 

Actos fijos  

En el calendario de 2005, ya figura el acto de información a colaboradores y socios el 21 de abril en el salón de actos de Caja de Guadalajara (19,00 horas), la gala teatro, el 16 de junio, con el montaje “Sueños del Quijote”, la cena espectáculo y el festival infantil (en noviembre), donde participan niños de Guadalajara.  

 

Cabanillas del Campo y Fontanar, interesadas en ser “Ciudades Amigas de la Infancia”  

Aunque la sensibilización ante los problemas mundiales parezca sólo cosa del ciudadano de a pie, el programa “Ciudades Amigas de la Infancia” es un programa que implica a los ayuntamientos “a impulsar y promover la aplicación de la Convención sobre los Derechos del Niño en el ámbito de las Entidades Locales”.  

En España, ya son 26 los ayuntamientos que tienen el título reconocido (que han de aprobar Unicef, el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, la Red Local a Favor de los Derechos de la Infancia y Adolescencia y la Federación Española de Municipios y Provincias). En Castilla–La Mancha es un programa casi piloto (sólo tres ayuntamientos han recibido ese título; uno de ellos, Daimiel, en Ciudad Real), pero en Guadalajara ya hay un interés –aún incipiente– por parte de los consistorios de Cabanillas del Campo y Fontanar.  

La labor no es nada fácil. Supone una reestructuración del ayuntamiento, ya que el ser “Ciudad Amiga de la Infancia” implica, entre otras cosas, “cambiar el  

municipio y no para poner contentos a los niños, garantizar que éstos se expresen de forma libre y auténtica, encontrar formas de dar fuerza a los pensamientos de los niños, hacer del municipio el mejor entorno de socialización del niño y ofrecer una visión integrada de las políticas municipales con respecto a la infancia”.  

Los ayuntamientos españoles que se han adhirido a la idea han probado con plenos municipales, Consejos infantiles, programa de juegos, audiencias públicas para niños, programa de apoyo a las familias, prevención de la marginación de la infancia y de la mendicidad, escuelas de verano, actividades para conocer las aves, “Juequilandia” (para favorecer el desarrollo personal, familiar y social de los niños ) o un Centro de Día para Niños.  

 

Más información:  

ciudadesamigas@unicef.es

 


volver arriba

Primera Página | Local | Sucesos | Corredor Henares | Provincia | Agricultura | Medio Ambiente
Región | Deportes |
Última | OPINIÓN | LA COLMENA

© Ediciones y Publicaciones Guadalajara 2000 S.A
Diseño: NUEVA DIMENSIÓN

</htm