<% 'Pendientes de trabajar directamente sobre la plantilla, debemos mostrar �nicamente una de las secciones. Hemos elegido 'las noticias locales. seccion="local" SQLFecha="Select fechaPublicacion from fechaPub where id=1" set RSFecha=conexion.Execute(SQLFecha) if RSFecha.EOF then response.write("Error fatal. No se puede leer la fecha de activaci�n de publicaci�n o no existe.") else fechaPub=RSFecha("fechaPublicacion") SQL = "Select * from noticias" SQL = SQL & " where seccion='" & seccion & "'" SQL = SQL & " AND fecha='" & fechaPub & "'" set RS=conexion.Execute(SQL) if not RS.EOF then %> guadalajara-dosmil.com
Guadalajara DOSMIL
Guadalajara-dosmil.com
Noticias | Sorteos/TV | Datos Útiles | Clasificados | Suscripciones |
indice de la edición
contrata tu publicidad
     NOTICIAS
     OPINIÓN
 
   LA COLMENA
  Reportaje
  Entrevista
  Testimonio
  Vivencias
  Cultura
  Naturaleza
  Agenda
  Escapada
   

  
Inicio > La Colmena > Vivencias

VIERNES 16-04-2003
  LA COLMENA

Aroma a decretos, proposiciones y leyes nos reciben al entrar al vetusto edificio del Congreso de los Diputados. No en vano, aquí se cocinan las principales normas que regirán el futuro del país. Para conocer esta buena cocina qué mejor que elegir un buen cicerone como Javier García Breva, diputado socialista por Guadalajara desde el año 2000. Su prolífica e intachable actividad parlamentaria le han convertido en uno de los mejores conocedores del funcionamiento de la Cámara Baja. De su mano descubrimos las entretelas y misterios del Congreso..

Un paseo por el Congreso de la mano
de García Breva

El diputado socialista por Guadalajara
nos descubre las entretelas de la Cámara Baja

.


ISABEL SÁNCHEZ

Son las diez y media de la mañana del miércoles. Al volante de su vehículo, Javier García Breva espera con impaciencia la llegada de sus eventuales discípulos. Hoy toca sesión de control y el «acompañamiento» le ha trastocado el horario. Sin embargo, a García Breva no le achantan los imprevistos. Exigente y reflexivo, es de esos hombres que tira siempre por el sendero de la calma. Mientras conduce va repasando su agenda. Las horas que le hemos robado no le hacen atropellarse. «Primero pasaremos por mi despacho para revisar el correo y hacer unas llamadas urgentes. Después visitaremos las distintas salas del Congreso hasta llegar al hemiciclo. Haremos una pausa para comer y a las cuatro asistiremos a la sesión de control».

Éste es el «orden del día» de nuestra visita al Congreso de los Diputados, donde recalamos a las once y media de la mañana. No hemos flanqueado aún las puertas del vetusto edificio –cuya fachada principal limita con la carrera de los Jerónimos– y ya percibimos un profundo aroma a leyes, proposiciones y otras iniciativas parlamentarias. Y es que, es aquí donde se cuecen las principales normas que rigen los destinos de nuestro país.
De la mano de nuestro valioso cicerone –Javier García Breva ocupa escaño en el Congreso desde el año 2000– superamos el primer control de seguridad. Enseguida sale a nuestro encuentro uno de los conserjes de la Cámara Baja, que se alegra de ver por esos lares a sus vecinos de Guadalajara. Miguel, que así se llama el funcionario, es de Zaorejas y la solemnidad que impone el Palacio de las Cortes no le impide expresar su pasión por el paisaje y paisanaje de esta tierra. Tras unos instantes de «exaltación popular», Javier García Breva nos conduce hasta su despacho, situado en el área reservada para el grupo socialista en el edificio de ampliación del Congreso, construído en 1980. Una barahúnda de libros y papeles llenan la mesa y estanterías del pequeño aunque coqueto espacio. Todo lo que vemos vale y ha sido minuciosamente revisado, por algo el diputado guadalajareño es conocido en el Congreso por su interés en leer y examinar cualquier documento o informe que cae en sus manos.

García Breva enciende su ordenador y pone en orden su correo. Más de una veintena de e-mails se agolpan en la bandeja de entrada, ninguno escapa al ojo escudriñador de Breva. Cumplida esta primera fase de trabajo, comienza la visita por las verdaderas e históricas entrañas del Congreso de los Diputados. Primero descubrimos el salón de conferencias que, por su altura y superficie, es el segundo espacio representativo del Palacio. Una magnífica pieza de arte profusamente decorada y considerada como el mejor ejemplo de la artesanía del estuco isabelino en España. Cualquiera de los pasillos, techos o demás dependencias del vetusto edificio rezuma arte e historia. Con esta sensación llegamos hasta una de las salas con más encanto de la Cámara Baja. Se trata de la biblioteca, que consta de tres pisos con la correspondiente armadura y estantería general de cedro y caoba. Su área de lectura es de planta rectangular con el techo decorado con una alegoría del templo de las leyes. Contiene más de 100.000 títulos, entre ellos manuscritos, incunables y libros raros.

Para finalizar el recorrido García Breva nos descubre la joya de la corona del Congreso, el hemiciclo. In situ, asombra aún más. Se trata de un salón de planta semicircular cerrado por una bóveda de 50 metros de altura. Debajo del dosel figuran la Presidencia y los asientos reservados para los miembros de la Mesa y justo delante, pero a un nivel más bajo, se halla la tribuna de oradores, desde la que pronuncian sus discursos los diputados y miembros del Gobierno. Enfrente figuran los escaños de los parlamentarios, y por encima de ellos las tribunas reservadas para los visitantes. Desde allí asistimos a la sesión de control que celebra el miércoles el Congreso.

Encabeza el orden del día una batería de preguntas sobre y contra la guerra de Irak. Desde sus escaños, Zapatero, Anasagasti y Llamazares, entre otros, dirigen sus críticas a Aznar y le instan a dar marcha atrás en su apoyo incondicional a Bush. Desde abajo el presidente del Ejecutivo se empecina en defender su postura. Los ánimos se caldean y la presidenta, Luisa Fernanda Rudi, llama al orden y cierra el debate. Después, espantada casi general. Sólo unos pocos parlamentarios permanecen en el hemiciclo para escuchar a sus compañeros. Otros seguirán las intervenciones desde sus despachos y al resto se les pierde la pista. Así es el Congreso y los congresistas. El conjunto, bien vale una visita.



Primera Página | Local | Sucesos | Corredor Henares | Provincia | Agricultura | Medio Ambiente
Región | Deportes |
Última | OPINIÓN | LA COLMENA

© Ediciones y Publicaciones Guadalajara 2000 S.A
Diseño: NUEVA DIMENSIÓN

<% else 'RS.EOF=True response.write("
Existe un error en el acceso a datos o no existen datos con la fecha igual a la fecha de activaci�n.
") end if 'IF RS.EOF end if 'If RSFecha.EOF, se utiliza para generar el mensaje de error en caso de no encontrar fecha de publicacion %>